Malasia

Kuala Lumpur fue el punto a visitar, no nos alcanzaba el tiempo, porque este país tiene mucho más para explorar.

Nuestra experiencia en la ciudad de las Torres Petronas fue encantadora, porque nos dedicamos a caminar sin rumbo, lento y sin mirar guías. 

Así descubrimos palacios, pequeños barrios, mercaditos, vimos los niños salir de las escuelas, los novios besarse en la esquina, y las vecinas charlar con la escoba en la mano. 

En contraste con esto recorrimos grandes centros financieros y plazas comerciales que nos dejaron asombrados con el tamaño, si hasta había un shopping que en uno de los tantos pisos que tenía, vendía solo autos de alta gama.

Como cierre, subir a las Petronas y ver esa imponente ciudad fue la frutilla del viaje.

post relacionados

nuestro día a día, está en Instagram